miércoles, febrero 07, 2007

MIS POTTER (Crítica)

MISS POTTERDirector: Chris Noonan
Intérpretes: Renée Zellweger, Ewan McGregor, Emily Watson
UK, 2006


Gracias a la creatividad de Lafontaine o de Disney debemos casi todos los errores que acumulamos desde niños sobre el mundo zoológico. Fabulistas, poetas y guionistas han “cazado” a los animalitos casi siempre para sacarles alguna utilidad, la mayoría de las veces en forma de moraleja. Quizá fue Jules Renard quién les dedicaría el más subversivo de los bestiarios poéticos y que se abre con ésta fábula humorística: Una tarde de lluvia el poeta contempla en su jardín un sapo enorme como un pisapapeles de piedra, todo fermentado de verrugas y todo hinchado dentro de su escondrijo como una bolsa de avaro. El poeta, conmovido, lo toma en sus manos, lo acerca a su rostro, y le dice lleno de piadosa ternura: -“No quisiera ofenderte, pobre amigo, pero ¡Dios mío que feo eres!”. El sapo asombrado lo mira a su vez, y con su blanda boca de niño sin dientes responde: “¿Y tú?”
Uno que viene a engrosar la lista de genios embaucadores es Chris Noonan, director de Babe el cerdito valiente en 1995 y el culpable desde entonces de que a muchas naturalezas impresionables se les atragante el cochinillo.
Emplazada en el entorno social sofocante de principios del s.XX de la Inglaterra victoriana, nos encontramos con la joven Beatrix, quién inventa desde niña cuentos de ratones para dormir a su hermano y dibuja conejos para disimular su soledad.
La visión que el director australiano quiere ofrecernos de la escritora de literatura infantil Beatrix Potter, no es la historia almibarada de niña rica que reside en nuestro imaginario. A través de la imprevisible y anárquica Renée Zellweger nos muestra la vida de una mujer que luchó por su independencia, que construyó su propia identidad y que también le tocaría reconstruir su desolado corazón.
Le acompaña en el trayecto Ewan McGregor, actor escocés que se defiende lo mismo en escenarios musicales que en sagas galácticas, y la inestimable y polifacética Emily Watson, ambos, en el papel de hermanos, respetarán, amarán y protegerán a la dulce y a la vez combativa, Miss Potter. Todo rodado en espectaculares localizaciones como su inigualable refugio de Lake District, la popular isla de Man, magníficas casas de arquitectura Queen Anne, el famoso Bluebell Railway donde aún pervive el vapor, acogedores salones de té y fabulosos jardines e invernaderos.

Película sin lugar a dudas näif para los tiempos que corren, pero que tal vez debiera ser recetada como píldora, calmante o estimulante, dependiendo de la necesidad de cada uno, al final de cada semana.


PUBLICADA EN www.supernovapop.com
, FEBRERO 2007