domingo, mayo 13, 2007

ZODIAC (Crítica)

ZODIAC
Dirección: David Fincher
Interpretación: Jake Gyllenhall, Mark Ruffalo, Robert Downey Jr.
EEUU
2007

Soy Zodiac. La pesadilla de 2º curso de David Fincher.

Noviembre de 1969. En el área de la Bahía de San Francisco comienzan a sucederse toda una serie de homicidios. El asesino envía a todos los medios de comunicación unas notas auto-responsabilizándose de todos ellos y unos mensajes cifrados amenazando con más. Sólo se recuerda un caso igual en toda la historia: Jack el destripador y al malvado Conde Zaroff en la ficción de 1932.
Será un dibujante del San Francisco Chronicle (Jake Gyllenhall) el que finalmente intente dar caza al cazador.
Cuando a David Fincher le propusieron crear una película que le llevaría a volver por los pasos de Zodiac, no dudó en zambullirse en más de diez mil documentos que componen los archivos del caso sin resolver por antonomasia: el comportamiento violento y destructivo de un asesino nunca atrapado que se autoinculpó de más de 13 víctimas y de otras 2 docenas que se sospechan, el caso que alcanzó proporciones míticas en la América de los años 70, el que trajo de cabeza durante más de 20 años a las autoridades de cuatro jurisdicciones, el que inspiraría los libros de “Zodiac” y “Zodiac Unmasked”, unos diarios escritos en primera persona por el mismo Robert Graysmith, un dibujante de chistes malos en aquellos tiempos.


El director que ya nos había presentado magistralmente en Seven una de un asesino en serie, confiesa que su último trabajo va más allá del género. Hay en sus protagonistas algo que reside en todos nosotros: la capacidad de ser consumido por un hecho con tal intensidad que día tras día, noche tras noche, año tras año… te resulta imposible deshacerte de ello. Llegar a su psicología, articular cinematográficamente sus emociones, graduar el comportamiento humano que va de lo anormal a lo malévolo, interpretar la fuerza destructiva del hombre y canalizar la histeria colectiva. Todos estos objetivos son logrados en este drama apremiante y verosímil que encaja al espectador en la butaca durante más de dos horas.

Encapuchado y armado con un cuchillo de monte unas veces, con una Luger 9 milímetros otras, Zodiac desestabiliza las vidas del periodista más osado Paul Avery (Robert Downey Jr, Buenas noches y buena suerte, Gothika, y la serie de la Fox-TV Ally Mcbeal), del detective más tenaz, mitad Colombo mitad Harry El Sucio, Dave Toschi (Mark Ruffalo, Collateral, Ojalá fuera cierto, Olvídate de mí) y del dibujante convertido a escritor Robert Graysmith (Jake Gyllenhall, nominado por su interpretación en Brokeback Montain de Ang Lee).

La cinta, aun conservando algunas de las señas de identidad del universo de Fincher (el paso del tiempo a través de las imágenes ralentizadas de un edificio en construcción…) presenta la originalidad y la genialidad de enfrentarnos a dos conflictos: cuando la infamia eclipsa a la fama, y cuando se quiere saber lo que no se puede.
Publicada en www.supernovapop.com, mayo 2007