miércoles, marzo 23, 2011

COME REZA AMA (adaptación)



COME REZA AMA

ELIZABETH GILBERT

PUNTO DE LECTURA, MADRID, 2010


- La adicción es típica en todas las historias de amor basadas en el encaprichamiento. Todo comienza cuando el objeto de tu adoración te da una dosis embriagadora y alucinógena de algo que jamás te habías atrevido a admitir que necesitabas –un cóctel tóxico-sentimental, quizá, de un amor estrepitoso y un entusiasmo arrebatador-. Al poco tiempo empiezas a necesitar desesperadamente esa atención tan intensa con esa ansia obsesiva típica de un yonqui. Pág. 35


- Rumi, el célebre poeta y filósofo sufí, pidió en una ocasión a sus alumnos que hicieran una lista de las tres cosas que más anhelaban en la vida. Si algunos de los elementos de la lista no armonizaba con uno de los demás, les advirtió Rumi, os espera la infelicidad. Lo mejor es llevar una vida orientada en una única dirección, les explicó. Pág. 48


- Virginia Woolf escribió: “Sobre el amplio continente de la vida de una mujer se proyecta siempre la sombra de una espada”. Una de las caras de esa espada, según ella, es la de las convenciones, las tradiciones y el orden, donde “todo es correcto”. Pero la otra cara de esa espada, si estás tan loca como para elegirla y llevar una vida ajena a las convenciones, es donde “todo es confusión” y “nada sigue un curso normal”. En su opinión, si una mujer rebasa la sombra de esa espada, puede llevar una vida mucho más interesante, pero también será más peligrosa. Pág. 148


- El Bhagavad Gita –la base sánscrita fundamental del yoga- mantiene que más vale vivir tu propio destino imperfectamente que vivir a la perfección el destino de otra persona. Pág. 149


- El yoga siempre toma el camino más largo. Es más, los Upanisad sugieren que el denominado caos puede tener una función divina aunque individualmente no seamos capaces de verla: “Los dioses prefieren lo críptico antes que lo evidente”. Lo mejor que podemos hacer, por tanto, teniendo en cuenta lo incomprensible y peligroso que es el mundo, es practicar el equilibrio interior; independientemente de la locura que nos rodea. Pág. 312


- Creo que tenía más claro lo del sexo y el amor a los 16 que ahora. - Pues claro –me dice Felipe-. Entonces eras joven y estúpida. Sólo los jóvenes y estúpidos tienen claro lo del sexo y el amor. ¿Tú crees que alguno de nosotros sabe lo que hace? ¿Crees que los seres humanos pueden quererse sin complicaciones?... el amor es complicado siempre. Pero las personas tienen que procurar amarse, cariño. A veces te toca que te rompan el corazón. Es una buena señal, que te rompan el corazón. Quiere decir que has hecho un esfuerzo. Pág. 412


- El hecho de sentirse físicamente a gusto con el cuerpo de otra persona no depende de nosotros. Tiene muy poco que ver con lo que piensan, hacen, dicen o parecen las dos personas en cuestión. Hay un imán misterioso que puede estar ahí, enterrado en las profundidades del esternón, o no. Cuando no existe ese imán, no se puede forzar, como un médico no puede obligar al cuerpo de un paciente a aceptar un riñón del donante equivocado. Según mi amiga Annie, todo se reduce a una pregunta muy sencilla: “¿Quieres pasarte el resto de la vida restregándote la tripa con esa persona, o no?”. Pág. 438


- Recuerdo una cosa que leí una vez, una máxima del budismo zen que dice que un roble lo crean dos fuerzas simultáneas. Evidentemente, la primera es la bellota, la semilla que contiene la promesa y el potencial, que al crecer se convierte en el árbol. Eso está clarísimo. Pero son pocos los que reconocen otra fuerza importante, la del árbol futuro, cuya ansia de existir es tan enorme que hace eclosionar y brotar la bellota, llenándola de vigor, guiando la evolución desde la nada hasta la madurez. Hasta tal punto que, en opinión de los filósofos zen, es el propio roble quien crea la bellota de la que nace. Pág. 489

jueves, marzo 03, 2011

AL ESTE DEL EDÉN (adaptación)

AL ESTE DEL EDÉN
JOHN STEINBECK
TUSQUETS, BARCELONA, 2008



-Algunas personas piensan que ponerse bien constituye un insulto a la gloria de su enfermedad. Pero la cataplasma del tiempo no respeta las glorias. Todo aquel que espera, termina por ponerse bien. Pág. 306

-Los Hamilton eran gente rara, como cuerdas muy tensas, y algunas de ellas daban una nota tan alta que a veces saltaban. Eso ocurre muy a menudo en el mundo. Pág. 317

- … puede que dos caracteres tan diferentes sean los mejores para formar un buen matrimonio, cuya armonía nace de las fuerzas contrapuestas y desiguales. Pág. 335

-He pensado a menudo que las buenas maneras son acaso un paliativo para los profundos dolores. Pág. 407

-Mi padre decía que era una mujer fuerte, y creo que una mujer fuerte puede serlo más que un hombre, particularmente si está dominada por el amor. Creo que una mujer enamorada es casi indestructible. Pág. 408

-Hay más belleza en la verdad aunque sea una verdad terrible. Los narradores de historias de las ciudades falsean de tal manera la vida, que la hacen parecer dulce a los ojos de los perezosos, de los estúpidos y de los débiles, y eso sólo contribuye a reforzar sus flaquezas, sin enseñarles nada, ni hacerles el menor bien, ni engrandecer su corazón. Pág. 410