Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

La evolución de los personajes femeninos en la novela social y política: LA VENUS MECÁNICA

Imagen
LA VENUS MECÁNICA[1]
Pero el chófer fue más insolente: -Se ríe de usted –le dijo, a tiempo que arrancaba. -¡Imbécil![2]
Con este diálogo, referido a lo que acaba de hacer una mujer, es decir, dejar plantado a un caballero, empieza esta novela. Veremos pues, una especie de salto evolutivo en nuestras protagonistas.
La primera mujer, que ya es diferente, es la madre del protagonista:
Debe haber un túnel secreto en nuestra conciencia por donde se comuniquen la memoria y el corazón. Por eso su madre, cuando le enseñaba inglés, le decía: “Saber de memoria” se dice “To know by heart”. O sea “saber de corazón”[3]
Con respecto al resto, vemos cómo queda reflejada la mujer urbana de clase alta:
Era Augusto Sureda, el psiquiatra de moda, al que llamaban en el Ateneo el “médico de las locas”. Por su consulta desfilaban, efectivamente, aristócratas y burguesas de nervios descompuestos, muchachas de sexualidad pervertida, matronas menopáusicas; en una palabra: “las histéricas de primera clase”[4]