domingo, noviembre 01, 2015

THE INVISIBLE poema del film




El día se consume,
se vuelve noche, 
quema el borde de mi alma.

En la noche estallo,
en chispas de soles,
y me vuelvo el fin del fuego,
el polvo de huesos.

La noche acuchilla mi aliento,
se traga entera mi lengua,
voltea, invierte, regresa.

En la noche veo lo real,
oculto por la mentira del día,
ojos cocidos, cerrados,
sonrisa de dientes blancos.

El sueño camina y habla, 
los pies marcan el tiempo
de un tambor inexistente.