Entradas

Mostrando entradas de 2015

LA VERDAD SOBRE EL CASO SAVOLTA (adaptación)

Imagen
LA VERDAD SOBRE EL CASO SAVOLTA EDUARDO MENDOZA Editorial Seix Barral, Barcelona, 2000

Los transeúntes se hacían los sordos. Nosotros seguíamos corriendo cogidos de la mano. Eran días de irresponsable plenitud, de felicidad imperceptible. Pág. 24

-Ya veo por dónde vas –replicó Pajarito de Soto-, aunque creo que yerras. Si la libertad no existe fuera del marco de las realidades (como la libertad de volar, que sobrepasa los límites físicos del hombre), no es menos cierto que dentro de dichos límites la libertad es compleja y, según el uso que se haga ella, se configurarán las condiciones subsiguientes. Tomemos, por ejemplo, la protesta obrera en nuestros días. ¿Me vas a decir que no es un hecho condicionado por las circunstancias? No. Nada más palmario: las condiciones salariales, el desequilibrio de precios y salarios, las condiciones de trabajo, en suma, no podían sino producir esta reacción. Ahora bien, ¿cuál será el resultado? Lo ignoramos. ¿Conseguirá la clase trabajadora el otorgamien…

THE INVISIBLE poema del film

Imagen
El día se consume,
se vuelve noche, 
quema el borde de mi alma.

En la noche estallo,
en chispas de soles,
y me vuelvo el fin del fuego,
el polvo de huesos.

La noche acuchilla mi aliento,
se traga entera mi lengua,
voltea, invierte, regresa.

En la noche veo lo real,
oculto por la mentira del día,
ojos cocidos, cerrados,
sonrisa de dientes blancos.

El sueño camina y habla, 
los pies marcan el tiempo
de un tambor inexistente. 





EL ABUELO (adaptación)

Imagen
EL ABUELO BENITO PÉREZ GALDÓS Comunicación y Publicaciones S.A., Barcelona, 2006


-Allí pasé la noche, en la cabaña de Martín Paz… Luego me he venido pasito a paso por el filo del cantil, recordando mis tiempos. ¡Ah!, todos los caminos y veredas de este país me conocen; conócenme las breñas, las rocas, los árboles… Hasta los pájaros creo que son los mismos de mi niñez. Esta hermosa Naturaleza fue mi nodriza. ¡No podréis comprender, niñas inocentes que empezáis a vivir, cúan grato y cúan triste al mismo tiempo es para mí recorrer estos sitios, ni cuanto padezco y gozo haciendo revivir a mi paso cosas y personas! Todo lo que me rodea paréceme a mí que me ve y me reconoce…, y que desde el mar grande al insecto casi invisible, todo cuanto aquí vive, se queda en suspenso…, no sé cómo decirlo…, se para y mira… para ver pasar al desdichado conde de Albrit. (Las dos niñas suspiran). Pág. 38

Es el maestro de las niñas de Albrit un anciano de estatura menguada, muy tieso de busto y cuello y algo dob…

DRÁCULA poema del film

Imagen
Look at love how it tangles with the one fallen in love look at spirit
how it fuses with earth
giving it new life
why are you so busy
with this or that or good or bad
pay attention to how things blend
why talk about all
the known and the unknown
see how the unknown merges into the known
why think separately
of this life and the next
when one is born from the last
look at your heart and tongue
one feels but deaf and dumb
the other speaks in words and signs
look at water and fire
earth and wind
enemies and friends all at once
the wolf and the lamb
the lion and the deer
far away yet together
look at the unity of this
spring and winter
manifested in the equinox
you too must mingle my friends
since the earth and the sky
are mingled just for you and me
be like sugarcane
sweet yet silent
don’t get mixed up with bitter words

my beloved grows right of my own heart
how much more union can there be.


LOOK AT LOVE by Rumi


SIETE AÑOS EN EL TIBET (adaptación)

Imagen
SIETE AÑOS EN EL TÍBET HEINRICH HARRER                 Ediciones B, Barcelona, 1997


Para los budistas, esta montaña es el trono de los dioses, el monte santo de las leyendas, no existe un solo tibetano que no sueñe con poder contemplarla. Los verdaderos creyentes no dudan en recorrer dos mil o tres mil kilómetros para venir en peregrinación, y algunos de ellos llegan a medir con sus cuerpos la distancia que de ella los separa. Pág. 81
Al atardecer entramos en Tradün. El pueblo está dominado por la mole de su monasterio de lamas, que el sol poniente colorea con reflejos purpúreos. Detrás de la eminencia en que está edificado se apiñan las casas de la población, que, como todas las de esta región del Tíbet, están construidas con pellas de tierra y recubiertas sin cocer. Los habitantes se han reunido para vernos y nos contemplan en silencio. Inmediatamente nos conducen a una casa preparada para nosotros, y apenas hemos tenido tiempo de descargar nuestros animales cuando se presentan unos cr…

DOLPHIN TALE poema del film

Imagen
Sea Fever
I must go down to the seas again, to the lonely sea and the sky, And all I ask is a tall ship and a star to steer her by; And the wheel’s kick and the wind’s song and the white sail’s shaking, And a grey mist on the sea’s face, and a grey dawn breaking.
I must go down to the seas again, for the call of the running tide Is a wild call and a clear call that may not be denied; And all I ask is a windy day with the white clouds flying, And the flung spray and the blown spume, and the sea-gulls crying.
I must go down to the seas again, to the vagrant gypsy life, To the gull’s way and the whale’s way where the wind’s like a whetted knife; And all I ask is a merry yarn from a laughing fellow-rover, And quiet sleep and a sweet dream when the long trick’s over.
JOHN MASEFIELD

Traducción:
Debo bajar a los mares de nuevo, al solitario mar y al cielo,
y sólo pido una alta nave, y una estrella que la haya de guiar,
y el golpe del timón, y la canción del viento, y las velas henchidas,
y el manto de una …

SOLARIS (adaptación)

Imagen
SOLARIS STANISLAV LEM Comunicación y Publicaciones S.A., Barcelona, 2006
Durante algún tiempo prevaleció la opinión (difundida con celo por la prensa cotidiana), de que el “océano pensante” de Solaris era un cerebro gigantesco, prodigiosamente desarrollado, que le llevaba varios siglos de ventaja a nuestra propia civilización; una especie de “yogui cósmico”, un sabio, una manifestación de la omnisciencia, que mucho tiempo atrás había comprendido la vanidad de toda actividad, y que por esta razón se encerraba desde entonces en un silencio inquebrantable. La opinión era errónea, pues el océano viviente actuaba; no, claro está, de acuerdo con las nociones de los hombres; no edificaba ciudades ni puentes, no construía máquinas volantes; no intentaba abolir las distancias ni se preocupaba por la conquista del espacio (criterio decisivo, según algunos, de la superioridad incontestable del hombre). El océano se entregaba a transformaciones innumerables, a una “autometamorfosis ontológica”. (¡La…

ACTO DE VALOR poema del film

Imagen
Vive la vida de modo que el temor a la muerte no pueda entrar nunca en tu corazón. No importunes a nadie acerca de su religión. Respeta a los demás y sus puntos de vista. Y exige de ellos que respeten el tuyo.
Ama tu vida, perfecciónala. Embellece todas las cosas de tu vida. Trata de prolongar tu vida y de hacerla útil para tu pueblo. Cuando llegue la hora de tu muerte no seas como aquéllos cuyos corazones están llenos de temor a la muerte y que cuando llega su momento, lloran y rezan para tener un poco más de tiempo para vivir la vida de modo diferente.
Canta tu canción fúnebre y muere como un héroe que regresa a casa.

CHIEF TECUMSEH


MYSTIC RIVER (adaptación)

Imagen
MYSTIC RIVER DENNIS LEHANE                       Comunicación y Publicaciones S.A., Barcelona, 2005

Una vez más, él también estaba contento de no haber subido a aquel coche. Mercancía dañada, eso era lo que el padre de Jimmy le había dicho a su mujer la noche anterior: -Aunque lo encuentren con vida, el niño será mercancía dañada. Nunca volverá a ser el mismo.
Dave alzó una mano. La mantuvo en alto junto al hombro, pero no la movió durante un buen rato, y mientras le devolvía el saludo, Jimmy sintió que le invadía una sensación de tristeza, que se iba haciendo más profunda y se extendía en pequeñas ondas. No sabía si la tristeza tenía algo que ver con su padre, con su madre, con la señorita Powell, con aquel lugar o con el hecho de que Dave, de pie junto a la ventana, mantuviera la mano alzada de una forma tan estática; pero cualquiera que fuera el motivo (alguna de esas razones o todas a la vez), estaba convencido de que nunca podría librarse de la sensación. Jimmy, sentado en la acera…

BOLA DE FUEGO poema del film

Imagen
- ¿Qué palabras?


- Más o menos… Comillas. Mira como este anillo circunda tu dedo, pues del mismo modo tu pecho guarda mi corazón; llévalos los dos porque los dos te pertenecen. [Shakespeare, W: “Ricardo III”, aI, e2]


- … Fin de las comillas, supongo.




Este diálogo pertenece a la secuencia en el que un enamorado Gary Cooper regala el anillo de pedida a Barbara Stanwyck. El film, BALL OF FIRE (Bola de fuego, en español) fue dirigido por Howard Hawks en 1941 y podría considerarse como una especie de cuento moderno de Blancanieves y los siete enanitos. Además de esta referencia literaria, encontramos esta otra magnífica cita de William Shakespeare. A continuación, acto y escena en la que aparece.



Ricardo III


Acto primero
Escena segunda


(Londres. Otra calle)



Entra el cadáver del Rey Enrique VI, llevado en un ataúd abierto, caballeros con alabardas, escoltándolo, y Lady Ana, en lamentaciones.


Ana: Dejadlo, dejad vuestra honrosa carga (si es que el honor puede envolverse e…

EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS (adaptación)

Imagen
EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS JOSEPH CONRAD Comunicación y Publicaciones S.A., Barcelona, 2005

-Y por fin, en un imperceptible y elíptico crepúsculo, el sol descendió, y de un blanco ardiente pasó a un rojo desvanecido, sin rayos y sin luz, dispuesto a desaparecer súbitamente, herido de muerte por el contacto con aquellas tinieblas que cubrían a una multitud de hombres. Inmediatamente se produjo un cambio en las aguas; la serenidad se volvió menos brillante pero más profunda. El viejo río reposaba tranquilo, en toda su anchura, a la caída del día, después de siglos, de buenos servicios prestados a la raza que poblaba sus márgenes, con la tranquila dignidad de quien sabe que constituye un camino que lleva a los más remotos lugares de la tierra. Contemplamos aquella corriente venerable no en el vívido flujo de un breve día que llega y parte para siempre, sino en la augusta luz de una memoria perenne. Pág. 9
-Lo importante era que se trataba de una criatura de grandes dotes, y que entre ellas,…